Adif ha aprobado la licitación del proyecto constructivo para la implantación del tercer carril en el trayecto entre Astigarraga e Irún.

Dicha actuación dará continuidad a la línea Vitoria-Bilbao-San Sebastián y permitirá la conexión con la frontera francesa, en paralelo con la circulación en ancho convencional por la línea Madrid-Hendaya.

El proyecto, que cuenta con un presupuesto de 33.093.734 euros, contempla las actuaciones necesarias para adecuar el tramo, garantizando el mantenimiento de las actuales prestaciones de servicio, tanto en ancho ibérico como en UIC.

Además, la actuación incluye la adaptación de los túneles, estructuras metálicas, estaciones y apeaderos al ancho mixto, de manera que la infraestructura pueda atender a la nueva explotación sin afectar a las actividades que se desarrollan en la actualidad.

Actuaciones en tres tramos

Adif ha dividido las actuaciones de plataforma y superestructura precisas en tres tramos diferenciados. Así, en primer lugar, se remodelarán las vías en la estación de Hernani, para la implantación de una nueva vía de apartado de trenes de mercancías de longitud estándar interoperable.

En el tramo Astigarraga-San Sebastián se implantará el tercer carril desde el enlace en Astigarraga entre la línea convencional y la línea de alta velocidad, hasta la entrada a la estación de San Sebastián. Por último, en el tramo San Sebastián-Irún se implantará el tercer carril entre ambas estaciones.

Las actuaciones incluidas en este contrato se suman a las obras de renovación de la infraestructura entre San Sebastián e Irun, que, con una inversión de 40 millones de euros, han supuesto la instalación de las traviesas polivalentes que permitirán la implantación del tercer carril.