Adif participará, junto a Northgate y Repsol, en un programa de mejora de la eficiencia energética de la flota de vehículos del gestor de la infraestructura ferroviaria,  mediante la incorporación de vehículos que utilizan el carburante alternativo AutoGas, o Gas Licuado del Petróleo (GLP) para automoción.

En concreto, Adif sustituirá tres de sus vehículos por otros similares que utilizan el GLP para automoción. El proyecto se desarrollará durante un año para que la entidad ferroviaria estatal pruebe el uso del GLP, un carburante alternativo que es una mezcla de butano y propano, y que se obtiene de los pozos de gas, en su mayor parte.

Está considerado por las autoridades como una alternativa a los carburantes convencionales, que reduce las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx), las partículas, y el CO2, contribuyendo, a su vez, a reducir el efecto invernadero.

Repsol será el encargado de suministrar el AutoGas para estos vehículos, que se dedicarán a trabajos de adecuación y mantenimiento de la red ferroviaria en la zona sur de la Comunidad de Madrid, Toledo y Ciudad Real.

En la actualidad, cualquier usuario puede beneficiarse de las ayudas públicas para la renovación del parque de vehículos eficientes y de bajas emisiones en España, como son los planes Pive 5 y Pima Aire, en ese último caso, para vehículos comerciales.