Adif destinará más de catorce millones de euros en inversiones para la mejora de la explotación ferroviaria en el tramo de 96 kilómetros entre Aranda y Bifurcación Aranda.

En concreto, el administrador de la infraestructura ferroviaria trabajará en la supresión del bloqueo telefónico eléctrico por un nuevo enclavamiento electrónico y la renovación de las instalaciones de señalización, energía y comunicaciones.

Esta inversión que saca ahora a concurso Adif servirá, según su criterio, para mejorar la conexión del tráfico de trenes de mercancías desde la línea Madrid-Burgos al polígono Prado Marina de Aranda de Duero.

Además, también incorporará avances en la explotación ferroviaria, dotando a la línea de más capacidad y fiabilidad y una mayor regularidad en las circulaciones.

Las principales actuaciones contempladas en este procedimiento comprenden la sustitución del enclavamiento eléctrico de Aranda de Duero por uno electrónico, la actualización del enclavamiento de Burgos y la sustitución de las señales instaladas en la vía por otras de tipo LED con sus respectivas balizas ASFA Digital.

De igual modo, también se procederá a la instalación de nuevos equipos de detección de tren y de nuevos motores de desvíos, al establecimiento de un Bloqueo de Liberación Automático en vía única en todo el tramo de actuación, a la integración de las nuevas funcionalidades de los enclavamientos en el Control de Tráfico Centralizado de Miranda de Ebro, así como a la instalación del Sistema de Alimentación Ininterrumpida en los equipos de señalización de los enclavamientos y el tendido de fibra óptica.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110