El paro patronal convocado por el Comité Nacional del Transporte para mediados de diciembre es, a juicio del director general de Aecoc, José María Bonmatí, «improcedente e inoportuno».

Para el representante de Aecoc, esta movilización se produce “a las puertas del momento de mayor consumo del año y en un escenario muy difícil a causa del incremento de los costes de la energía, de los combustibles y de las materias primas”.

En esta misma línea, Bonmatí ha asegurado, con motivo del Foro Nacional del Transporte que organiza la institución, que “la voluntad de diálogo por parte del Ministerio de Transporte y de las empresas cargadoras siempre ha estado y va a estar encima de la mesa”, por lo que pide a las patronales del transporte que desconvoquen el paro “cuanto antes, porque cada día que pasa sin ese anuncio los costes se incrementan”.

Además, según Bonmatí, «la sociedad no va a entender que la cadena de suministro se pare voluntariamente e impida que los productos lleguen a los hogares en unos días tan señalados”.

Por su parte, el director general de Transporte Terrestre, Jaime Moreno, también ha expresado “la voluntad del Ministerio de buscar soluciones para evitar el paro y creemos que tenemos margen para lograrlo”.

A juicio de Moreno, «el sector necesita una visión estratégica, que vaya más allá de las iniciativas coyunturales que pueden ser necesarias para avanzar en el acuerdo”.

En este sentido, el director general ha citado los cambios en los pesos y dimensiones, toda vez que, según su criterio, «necesitamos transportar más con menos, porque ganar en productividad beneficia al conjunto del país. Es la tendencia a seguir para mejorar la eficiencia del sector”.

Fácilmente podrían las organizaciones que pertenecen al Comité Nacional interpretar esta mención de Jaime Moreno a combinaciones vehiculares más grandes como una nueva manera de meter la mano en una de las llagas por las que más sangra el sector.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px