El comercio electrónico internacional está creciendo a un ritmo del 20% anual, generando grandes cambios en las condiciones del mercado, tanto para las aerolíneas como para los operadores postales. Sin embargo, la principal prioridad del sector sigue siendo la misma: entregar los paquetes a tiempo garantizando la seguridad en el transporte aéreo.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo, IATA, y la Corporación Postal Internacional, IPC, han firmado un Memorándum de Entendimiento para reforzar su cooperación. Juntas, quieren promover el desarrollo y expansión de unos servicios de paquetería y carga aérea seguros, accesibles y de gran calidad.

Para ello, ayudarán a sus respectivos miembros a proporcionar soluciones alineadas con las necesidades del consumidor. Durante más de una década, la cooperación entre aerolíneas y operadores postales ha permitido mejorar los procesos y la visibilidad del transporte aéreo, pero ahora podrán identificarse nuevas oportunidades para desarrollos conjuntos.

Ambos sectores saldrán ganando en términos de competitividad y calidad del servicio, al mismo tiempo que los clientes se benefician de entregas más fiables y rápidas en los pedidos que deben ser transportados por aire.

En concreto, el acuerdo permitirá trabajar en la mejora de la seguridad, el transporte y la entrega, además de desarrollarse estándares, procedimientos, servicios y soluciones para los intercambios físicos y electrónicos. También se pretende conseguir una alineación de los servicios existentes, combinada con el desarrollo de otros nuevos, para asegurar una eficiente aplicación de los recursos.

Otro de los objetivos es desarrollar estándares y soluciones a partir de las nuevas tecnologías para la trazabilidad de los envíos aéreos, mejorar los sistemas de reserva y asignación, lanzar iniciativas nacionales e internacionales para la optimización de los procesos y potenciar la participación de los operadores de ‘handling‘ y otras partes interesadas en estos servicios.