Fabrica Aldonado, tecnología RFID Intermec trazabilidad

El fabricante de quesos Aldanondo Corporación Alimentaria ha implantado en su nuevo centro de producción de Salvatierra, en Álava, un sistema de trazabilidad total en sus procesos de producción y almacenaje basado en tecnología RFID de Intermec.

Este proyecto, único en Europa, ha contado con la participación de la firma vasca Igarle, que ha desarrollado el sistema ERP, y con JSV informática y Comunicaciones, que ha implantado toda la infraestructura RFID.

Aldanondo Corporación Alimentaria es un fabricante de quesos con una trayectoria de más de 50 años. En el año 2009, la compañía puso en marcha el centro de producción de Salvatierra, con una capacidad de 6.000 Tn de queso al año y dotado de las más avanzadas tecnologías tanto en el plano de la producción como en el de la informática.

Esta planta se concibió para dar respuesta a las necesidades de la gran distribución, por lo que se ha construido un centro lo más automatizado posible y con la tecnología más avanzada.

Tecnología RFID en el centro de producción de Salvatierra

Aldanondo eligió la tecnología RFID para conseguir una trazabilidad total tanto de sus diferentes procesos en el ámbito de la producción como en el del almacenamiento y maduración. 

Fábrica Aldonado, tecnología RFID Intermec

Nuevo centro de producción de Aldanondo Corporación Alimentaria en Salvatierra, en Álava

La compañía ha instalado etiquetas RFID inteligentes de Intermec que acompañan a las unidades de producción, grabando toda la información de esta actividad: llenado y moldeado, prensa, salmuera, oreo y envasado.

 

Igualmente, ha instalado una infraestructura con diferentes portales de lectura a lo largo de toda la cadena, equipados con lectores IF30 y antenas de Intermec, que son los encargados de certificar y gestionar los diferentes procesos, una vez finalizados.

Cuando termina el proceso productivo, toda la información almacenada en las etiquetas inteligentes se vuelca en unos nuevos tags que van instalados en los palets utilizados para el proceso de almacenamiento y maduración, de tal forma que es posible saber el historial completo de cada producto.

Para las actividades de maduración, Aldanondo ha equipado su planta con un almacén automático de la firma Ulma que permite realizar un seguimiento total de la misma mediante volteo automático, también controlado por RFID.

“Gracias a la RFID, podemos conocer y controlar al segundo el proceso de maduración de nuestros quesos”, añade Mikel Aldanondo. El propio sistema informa de los tiempos establecidos para cada lote o palet, sin necesidad de  dedicar recursos adicionales. “Contamos además con la certeza de que ningún de nuestros quesos va a permanecer ni un minuto más ni uno menos del necesario en nuestras cámaras”, ha señalado.

El margen de error que da la RFID es nulo, por lo que aporta una garantía de que la información que llega de los procesos productivos es fiable. Según Aldonado, este sistema“nos permite manejar mucha más información y además de una forma más precisa”.   

Fabrica Aldonado, tecnología RFID Intermec interior

Trazabilidad total asegurada

El objetivo principal que se perseguía en esta planta era garantizar «al cien por cien la trazabilidad del producto». Para ello el ERP «Núcleo» gestiona todos los procesos: desde el aprovisionamiento de leche, los datos de análisis de la misma en laboratorio, la liquidación a los ganaderos y la totalidad del proceso productivo.

Por un lado, se recogen los datos del área comercial y lanza órdenes de fabricación de acuerdo al plan maestro de producción (tipología de producto, fórmulas) y, por otro, recoge todos los datos de los autómatas como presiones, temperaturas y otras características técnicas que asocia al lote para realizar la trazabilidad completa del proceso.

Para Alex Elorza, director del proyecto en JSV, “la instalación RFID no ha planteado ningún problema, en el sentido de que lo que identificamos son bandejas de producción y palets, desde el moldeado hasta la salida del almacén de maduración, por lo que no existen líquidos ni hay una presencia de metales que puedan llegar a dificultar la identificación de los tags”.