Los transportistas orensanos han dado la voz alarma sobre posibles prácticas competitivas en el transporte de pizara en la provincia interior gallega.

En concreto, Apetamcor dice haber detectado que empresas sin autorización administrativa realizan servicios de transporte de pizarra en bañeras para la industria de pizarra de la comarca de Valdeorras.

Como consecuencia, la patronal ha denunciado los hechos ante los responsables de la Xunta de Galicia, con el fin de que proceda a realizar las inspecciones pertinentes, tanto en carretera, como en las instalaciones de empresas para que cese esta actividad fuera de la norma que regula la actividad en el mercado de transporte de mercancías por carretera.

Estas prácticas suponen un perjuicio grave para las empresas que operan legalmente en este segmento de actividad, ya que, por un lado, reducen la cantidad de trabajo que pueden realizar, mientras que, por otro, también rebajan los precios de los servicios y fuerzan a los transportistas autorizados a bajar precios para poder competir con otras empresas que acceden al mercado fuera de los cauces habituales.

Esto genera una guerra de precios que reduce los márgenes de las compañías, ya estrechos en un escenario de crisis, y pone en grave riesgo a un sector atomizado, en el que las empresas son, en su mayor parte, de pequeña dimensión, con poco músculo financiero para embarcarse durante largo tiempo en una puja por precios.