estudio-actecbre-inmologistica-sil-2019

Según el análisis de CBRE, la demanda de inmuebles para actividades logísticas permanecerá alta durante todo al año.

Con un 2018 de récord, los primeros seis meses de este año traen buenos datos, aunque, a priori, más contenidos que los del pasado ejercicio.

El IX Estudio del Mercado Logístico, que elaboran de manera conjunta Acte y CBRE y que ha sido presentado este pasado miércoles durante el SIL 2019, apunta, tras un primer semestre de este mismo año dominado por las inversiones realizadas por GreenOak, KKR, Neinver, Prologis, Norges Bank, M&G Investments y Blackstone, a una segunda mitad de año con alta demanda de operaciones inmologísticas y rentas moderadamente al alza.

El análisis recientemente publicado anticipa, como explica Alberto Larrazábal, director nacional de Industrial y Logística de CBRE, que la demanda de inmuebles para actividades logísticas permanecerá alta durante todo al año, aunque, sin embargo, la falta de oferta de calidad, junto con la elevada demanda, presionará al alza las rentas, salvo en Madrid.

En esta comunidad autónoma se da la peculiaridad de que hay gran cantidad de proyectos que están pendientes de ejecución para el próximo año y medio, así como la ampliación del buen nivel de actividad a otras zonas fuera del Corredor del Henares, tradicional área de importante implantación para el sector logístico en el centro peninsular.

De igual modo, el estudio de Acte y CBRE detecta un gran interés en el sector por la puesta en marcha de nuevos proyectos, así como en el desarrollo y compra de suelo para inmuebles dedicados a actividades logísticas, con la inversión focalizada en nuevos centros de atención como Málaga, Sevilla y Bilbao, que se añaden a Valencia y Zaragoza y con el comercio electrónico actuando como motor, especialmente en inmuebles de entre 3.000 y 5.000 m2.

Así mismo, el trabajo también cree que podría incrementarse el interés por el suelo industrial no logístico, para compensar en parte la falta de oferta, mientras que, al mismo tiempo, se combinará el producto de inversión de volumen con las actuaciones en el ámbito de la distribución urbana y la última milla.