Amazon sigue dando pasos adelante para seguir acercando lo que hoy es ciencia-ficción a la entrega domiciliaria de envíos de comercio electrónico, toda vez que la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos le ha concedido autorización para utilizar drones en reparto de paquetería.

La autorización supone un espaldarazo para las operaciones y procedimientos de seguridad de Amazon, a juicio del vicepresidente de la empresa, David Carbon.

Según Carbon, «seguiremos desarrollando y ajustando nuestra tecnología para integrar completamente los drones de entrega en el espacio aéreo y trabajaremos en estrecha colaboración con la FAA y otros reguladores de todo el mundo para hacer realidad nuestra visión de entregas en 30 minutos«.

La compañía planea utilizar esa certificación para utilizar drones para la entrega de envíos de paquetería de comercio, para lo que ha tenido que probar la seguridad de esas operaciones.

Amazon ha realizado destacadas inversiones en una red logística que le permita entregar rápidamente por medio de drones los productos adquiridos por sus clientes a través de la red Prime Air.

Además del gigante del comercio electrónico estadounidense, también han realizado importantes inversiones para emplear drones en reparto de paquetería empresas como UPS o Google, en cuyos casos ya cuentan con el visto bueno de las autoridades aeronáuticas norteamericanas.