Tras la puesta en marcha de servicios para la entrega en el interior del domicilio o del vehículo, Amazon lanzará próximamente una nueva opción consistente en la entrega del paquete en el garaje del cliente, previa instalación de un dispositivo de control MyQ desarrollado por Chamberlain, para que el repartidor pueda acceder al lugar.

El servicio estará únicamente disponible para los clientes de Amazon Prime y no requerirá el uso de una cámara para grabar la acción, como ocurre con la entrega en el domicilio. Este método es el más adecuado para los más celosos de su intimidad, los que cuentan con un sistema de alarma para el hogar o los que tienen mascotas en casa.

Se trata de una nueva manera de evitar los robos de paquetes y las miradas de los curiosos, así como las entregas fallidas, que estará disponible desde el segundo trimestre de 2019. Una vez que el repartidor se encuentra en el domicilio, debe acceder a la ‘app’ para comprobar que el paquete es para la persona que vive en ese punto exacto.

Si todo es correcto, la puerta se abrirá para que pueda efectuar la entrega. Además, la multinacional ha desarrollado el servicio ‘Key for Business’ para que los repartidores puedan entregar los paquetes en zonas residenciales y comerciales.