Los gigantes del comercio, como El Corte Inglés o Amazon entre otros, están ampliando sus capacidades operativas para llegar al cliente en sólo una o dos horas desde que pulsa el click de compra desde su ordenador o dispositivo móvil.

Amazon analiza la necesidad de su centro del barrio barcelonés del Ensanche.

Amazon está valorando realizar cambios en su operativa logística en Barcelona, que incluiría cambios en sus instalaciones logísticas en la capital catalana.

Así pues, el e-tailer norteamericano estudia si le compensa mantener el centro para entregas ultrarrápidas en el centro de la Capital Condal que tiene en el barrio del Ensanche, o si, por el contrario, a través de una gestión coordinada con el resto de instalaciones que tiene en la ciudad podría dar el mismo servicio de manera más optimizada y, de este modo, reducir costes.

Al mismo tiempo, el gigante estadounidense del e-commerce tiene previsto levantar una nueva plataforma logística en el municipio barcelonés de Barberá del Vallés, para la que ya busca personal, y que será la séptima de la compañía americana en esta comunidad autónoma.

Estas nuevas instalaciones servirían de puente para dar servicio y recibir pedidos del sur de Francia y ayudarían a crecer a Amazon en el mercado de comercio electrónico transnacional, un segmento de actividad para el que se prevén grandes crecimientos en el futuro inmediato y a corto plazo, gracias a las posibilidades que ofrece este canal para evitar las fronteras.

Según los medios locales, la nueva plataforma de Barberá del Vallés tendrá una superficie total de de 51.100 m² sobre una parcela de 80.000 m² en una zona muy cercana a la localidad de Sabadell.