Amazon lleva casi una década trabajando en el lanzamiento de las entregas mediante drones, para poder realizar envíos de manera rápida, rentable y segura en menos de una hora.

Aunque es relativamente fácil, dicen desde la multinacional, utilizar la tecnología existente para el envío por aire de una carga ligera a corta distancia y con el dron siempre en el campo de visión, es muy diferente construir una red que permita hacer llegar los pedidos a los clientes de ciudades de cierto tamaño.

Sin embargo, está previsto que a finales de año, los clientes de Lockeford, California, puedan ser unos de los primeros de Estados Unidos en recibir entregas mediante el servicio Prime Air. Las opiniones de los residentes ayudarán al gigante del e-commerce a diseñar un servicio que pueda ser escalado de forma segura para atender las necesidades de los clientes en cualquier lugar.

El objetivo es que esta tecnología aparentemente tan futurista sea un día tan común como lo es a día de hoy ver una furgoneta de Amazon fuera de nuestro edificio. De momento, está trabajando junto a la Administración Federal de Aviación y las autoridades locales de Lockeford para obtener los permisos necesarios.

Además, hay que tener en cuenta que no todos los sistemas de drones son iguales. Muchos de ellos no tienen la capacidad de advertir y evitar otras aeronaves y obstáculos, por lo que requieren observadores durante cada vuelo para ayudarles a evitar los peligros. En este caso, pueden desplegarse de manera relativamente rápida, pero las operaciones de entrega se verían limitadas a un corto radio.

Nuevo sistema inteligente para evitar obstáculos

Por ello, se ha desarrollado un sistema más inteligente y capaz de evitar posibles peligros sin necesidad de observadores, de modo que puedan operar a mayor distancia de manera segura y fiable, sin riesgo de chocar con otras aeronaves, personas, mascotas o cualquier otro obstáculo.

La idea es garantizar la seguridad cuando el dispositivo está en pleno vuelo, pero también en el aterrizaje, pues es importante que cuando se aproxime al lugar de entrega, sea capaz de identificar obstáculos estáticos y en movimiento. Para ello, se utilizan toda una suerte de tecnologías para la detección de objetos.

Gracias al sistema desarrollado, los drones de Amazon pueden identificar un objeto estático en su camino, como una chimenea, pero también objetos en movimiento, como otras aeronaves, incluso cuando a las personas les resulta difícil verlos. Si se identifican obstáculos, el dron cambiará automáticamente de rumbo para evitarlos de forma segura.

A medida que desciende para entregar el paquete en el patio de un cliente, se asegura también de que existe una pequeña zona alrededor del punto de entrega completamente libre de personas, animales o cualquier objeto.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110