La división de Carga de American Airlines ha ampliado su solución para el transporte a temperatura controlada a toda su flota principal, tras realizar las pertinentes pruebas y ensayos junto a CSafe Global y CargoSense.

Así, se utilizarán los embalajes de CSafe Global y los sistemas para registrar la temperatura de CargoSense para prácticamente duplicar la capacidad de la aerolínea a través de la solución ExpediteTC para estos envíos y ampliar su red de mantenimiento de la cadena de frío a 30 nuevas estaciones, incluyendo Cincinnati, Memphis y Pittsburgh.

De este modo, los clientes interesados en enviar mercancía a temperatura controlada tendrán acceso a más de 180 mercados. Durante las pruebas se han utilizado sensores para monitorizar la temperatura interna de los paquetes mientras los aviones pasaban por zonas con diferentes condiciones climáticas, así como un software para garantizar la visibilidad de la cadena y realizar análisis personalizados.

Los resultados han demostrado que las temperaturas de los envíos se habían mantenido constantes a pesar de estos cambios de temperatura durante el trayecto. Esto es especialmente importante para los productos del sector farmacéutico, como las vacunas o medicamentos.

La solución ExpediteTC de American Airlines, disponible desde 2009, ofrece soluciones de envío y una red global de instalaciones a temperatura controlada, que incluye un centro logístico en Philadelfia especializado en productos farmacéuticos. En 2019, se incorporó un equipo de Ventas y Operaciones preparado para la coordinación de este tipo de envíos.