Sale a licitación la tercera nave en el Area Logística de Andalucía.

Area Logística de Andalucía

El 16 de septiembre, el Consejo de Gobierno de Andalucía ha acordado iniciar los trámites del anteproyecto de la Ley Andaluza de Movilidad Sostenible, que plantea como objetivos fundamentales incrementar el ferrocarril en el transporte de mercancías, así como, la cuota del transporte público y de los medios no motorizados en el desplazamiento de personas.

En lo que respecta al transporte de mercancías, la Junta potenciará la red de áreas logísticas de interés autonómico y su conexión con los puertos comerciales andaluces, nacionales y europeos para facilitar el intercambio modal. Asimismo, promoverá la implantación de microplataformas logísticas para la distribución de mercancías en el entorno urbano.

Además, el anteproyecto también hace referencia al Observatorio Andaluz de la Movilidad Sostenible y la Logística, cuya creación ha sido aprobada el mismo 16 de septiembre por el Consejo de Gobierno.

Este órgano colegiado consultivo, adscrito a la Consejería de Fomento y Vivienda, facilitará la participación social y generará conocimiento y soporte técnico para las políticas del Ejecutivo andaluz en la materia. Además, desarrollará funciones de información, investigación, formación y documentación para mejorar la rentabilidad social, económica y ambiental del sistema de transportes en la comunidad autónoma.

De acuerdo con el decreto de creación, el Observatorio aglutinará los medios técnicos y administrativos que ya funcionan en la Junta en relación con este objetivo, pero reforzando la transferencia de conocimiento, comunicación y participación entre empresas públicas y privadas, administraciones, universidades, personas usuarias y organizaciones sociales, especialmente en el ámbito medioambiental.

Aspectos generales de la ley

El texto, que se enviará para su debate al Parlamento el próximo año, establece medidas para racionalizar las inversiones en infraestructuras y servicios supenditándolas a criterios de ahorro y eficiencia energética y de viabilidad económica, social y medioambiental. Como principal novedad, también en el conjunto de la normativa española, los proyectos en el ámbito de la movilidad deberán incluir un informe sobre este tipo de costes externos. Reglamentariamente se determinarán los umbrales por los que serán tenidos en cuenta.

La norma recoge cuatro tipos de documentos, que estarán aprobados antes de finalizar 2015. Estos son el Plan Andaluz de Movilidad Sostenible; los Planes Territoriales de Movilidad Sostenible de las Aglomeraciones Urbanas, los Planes de Movilidad Urbana Sostenible, y los Planes de los Centros Generadores de Movilidad.

De estos planes, ya se encuentran en tramitación el andaluz y los territoriales. El primero de ellos, el de mayor ámbito y con carácter prevalente sobre el resto, establecerá el programa completo de servicios e infraestructuras de transporte recogido por la Junta, con previsiones de inversión y todo el marco de medidas para fomentar los desplazamientos a pie, en bicicleta, en transporte público y en ferrocarril de mercancías.