El puerto de Las Palmas reclama a las empresas estibadoras el pago de la deuda de Sestiba

La reforma laboral aprobada por el Gobierno también se ha «colado» en la negociación del nuevo acuerdo marco de la estiba. Así, durante la reunión celebrada este martes por la mesa negociadora del IV Acuerdo Marco de la estiba, integrada por Anesco y los sindicatos Coordinadora, UGT, CCOO y CIGA, los empresarios dieron por bueno todos los puntos negociados y en parte ya consesuados previamente, pero advirtieron que la nueva reforma laboral debe tenerse en cuenta porque «ha hecho cambiar algunas cosas».

En esta primera reunión, las dos partes se intercambiaron respectivos documentos, «plataformas» como lo denominan, con sus posiciones con el convencimiento mutuo de la necesidad de llegar a un entendimiento «que sirva para todos«, matiza a cadenadesuministro.es un integrante sindical de la mesa. Así, los negociadores se volverán a reunir el 21 y 22 de mayo para plantear las objeciones a las propuestas.

En todo caso, en la reunión se ha constatado, señala la fuente sindical, que Anesco «tiene la baza de la reforma laboral«, y por ello ofrece que el Acuerdo Marco recoja que las negociaciones en el sector se debatan en una comisión paritaria y, si no hay acuerdo al respecto, someterse a un arbitraje obligatorio.

Pero a esta condición los sindicatos ya han expresado su rechazo porque entienden que es una vía para el despido colectivo de estibadores en los puertos. «En una hipotética negociación para reducir personal por baja actividad en un determinado puerto, no llegar a un entendimiento entre patronal y sindicatos en la comisión paritaria y acudir al mediador obligatorio supondría siempre dar la razón a la patronal para despedir a los trabajadores, puesto que la reforma laboral lo permite si se alegan pérdidas«, advierten los sindicatos.

Cheque en blanco para la patronal

Por ello, creen que la postura de Anesco no es posible asumirla porque es «un cheque en blanco para sus intereses«. En los casos de baja actividad en algún puerto, Coordinadora, UGT y CCOO prefieren mantener la situación actual de negociar EREs rotatorios, «de esta forma se garantiza el trabajo y no se destruye empleo en la estiba«, destacan.

Con su planteamiento inicial, los sindicatos consideran que Anesco ha adoptado una estrategia más «radical». Creen que no es lo mismo aceptar un arbitraje voluntario, que en principio sí podrían aceptar porque sus resoluciones se pueden recurrir ante un tribunal, que uno obligatorio donde se debe acatar lo que diga el mediador. En definitiva, aducen, «Anesco intenta colarnos el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores, que posibilita el despido colectivo«.

Ante esta postura empresarial, el bando sindical ofrece mayor flexibilidad y otras posibilidades para la reducción de costes.

Con este panorama, y dado que el próximo 8 de julio, como sucede en otros sectores del transporte,  también decaen los convenios de la estiba, los sindicatos proponen prorrogar los actuales convenios, incluido el III Acuerdo Marco estatal que también está en ultraactividad, hasta el próximo 31 de diciembre y negociar con tranquilidad en primer lugar el nuevo IV Acuerdo Marco estatal y, después, abrir la negociación de los convenios de la estiba en los puertos.