Las sacudidas que vive en los últimos años la industria de automoción se ha trasladado también al mundo de sus asociaciones empresariales.

Esta misma semana, Aniacam ha tomado la decisión de disolverse, con lo que sus seis asociados actuales se incorporarán a Anfac, a cuya junta directiva se unirá Volvo Car España.

Ambas asociaciones han mantenido una estrecha colaboración en defensa de los intereses de la industria automovilística frente a las Administraciones públicas durante las últimas décadas.

El movimiento implicará que Isuzu, King Long, Mahindra, Maxus, Otokar (Somauto) y Volvo Car España se incorporen a Anfac como miembros de pleno derecho, con el consiguiente refuerzo para esta asociación, que, de este modo, pasa a estar formada por 47 marcas fabricantes e importadoras de automóviles, furgonetas, camiones y autobuses.

Así mismo, ante este escenario, al que se unen otros factores como la entrada en vigor de las normativas de reducción de emisiones de CO2, las nuevas políticas de movilidad, la fiscalidad del automóvil y el necesario impulso de la competitividad de la industria española de la automoción, la asamblea general de Anfac, celebrada esta misma semana en Madrid, ha decidido también prolongar el mandato del actual presidente, José Vicente de los Mozos, hasta finales de 2020, así como ratificar el nombramiento de José López-Tafall como nuevo director general de la organización.