El Consejo de Gobierno aragonés ha dado luz verde a la refinanciación del sector público de la Comunidad mediante un proyecto de ley específico, con el que se prevé cancelar las operaciones de endeudamiento en vigor de las sociedades Expo Zaragoza Empresarial, Plaza, Platea y Plhus, integradas en la Corporación Empresarial Pública de Aragón (CEPA).

La ley autorizará a la Consejería de Hacienda y Administración Pública para concertar operaciones de crédito a largo plazo por un importe máximo de hasta 238.560.000 euros. La cantidad final se transferirá en el presupuesto de la Comunidad de este año a las sociedades antes mencionadas en concepto de futuras ampliaciones de capital.

El montante total supone 10 millones menos de los 248 de deuda acumulada por estas sociedades, «que tienen dificultades para hacer líquidos sus activos y atender así con recursos propios las obligaciones de financiaciones en vigor, que se cubren con aportaciones del Gobierno de Aragón».

No obstante, el ejecutivo autonómico prevé que la necesidad final de crédito sobre el montante total autorizado se reduzca en 24 millones de euros mediante una operación adicional de dación en pago de activos de Plaza, «cuya tasación, aceptada por todas las entidades acreedoras y por el Consejo de Administración de la empresa pública, cubre holgadamente dicha cantidad».

Otras previsiones

El gobierno de la Comunidad ha precisado que los 214,9 millones restantes que está previsto suscribir de los 238,5 que se prevé autorizar mediante esta ley se transferirán, conforme a las previsiones de la Corporación, con un máximo de 47 millones a la filial unipersonal de CEPA Suelo y Vivienda de Aragón (SVA), «para que a su vez transfiera hasta 36,9 millones a Plhus y hasta 10,1 millones a Platea».

Asimismo, se contempla transferir hasta un máximo de 109,6 millones a Expo Zaragoza Empresarial y hasta 58,1 millones a Plaza. La Plataforma de Huesca recibirá adicionalmente otra cantidad para atender los intereses devengados a la fecha de cancelación de su préstamo que a 30 de julio ascenderían a 1,2 millones de euros.

La refinanciación «acordada ya con varias entidades bancarias» cubrirá la práctica totalidad de la deuda viva de la Corporación Empresarial, que se amortizará en un periodo más largo, entre 8 y 12 años, con una media de 8,4 años.

Con esta operación de refinanciación se busca que la descarga de lastres económicos haga más atractiva la apuesta logística del gobierno aragonés, que tendrá en Plaza la matriz de todo el conglomerado empresarial y de organismos autónomos dedicados a la comercialización y gestión de los suelos logísticos, industriales y empresariales de la Comunidad.