Distribución urbana en la puerta del Sol

Desde la asociación lamentan que solamente se contemplen ayudas municipales para renovación de flota en el transporte de viajeros, y no en el de mercancías.

La Asociación de Empresas de Transportes de la Región Centro, Atradice, ha mostrado su rechazo al ‘Plan A de Calidad del Aire’ del Ayuntamiento de Madrid, que pretende prohibir a partir de 2020 el acceso al área central de los camiones diésel matriculados antes del 2014, por considerarlo «inviable, injusto e insolidario» con el sector del transporte de mercancías.

En este sentido, la Asociación considera que sería necesario renovar la práctica totalidad del parque de camiones y furgonetas, ya que el plan prohíbe el acceso al área central a camiones diésel destinados al transporte matriculados antes del 2005 a partir de 2019 y a los matriculados antes del 2014 a partir del 2020.

A las dificultades que esto supone se suma la ausencia de una oferta de vehículos ecológicos destinados al transporte de mercancías, así como una «gran inseguridad jurídica«, ya que se prevé que a partir del 2020 se puedan modificar las condiciones de los vehículos para acceder al área central.

Criterios homogéneos y unificados

De la misma manera, Atradice recuerda que se trata de una actividad sometida a una autorización administrativa de ámbito nacional, por lo que es preciso que los planes de calidad del aire sean supramunicipales, para poder establecer «criterios homogéneos y unificados» en toda España, aunque pueda establecerse una catalogación de municipios con problemáticas análogas.

De lo contrario, existe el riesgo de que se generen efectos frontera, ya que los requisitos exigidos en un municipio pueden ser incompatibles con los exigidos en otro, lo cual generaría un «serio problema de inversión en flota» para las empresas.

Por último, desde la Asociación se afirma que se trata de un plan «más exigente y restrictivo» con el transporte de mercancías que con el vehículo particular. En esta línea, lamentan que el sector tenga que solicitar ayudas de carácter nacional para la renovación de flotas cuando para el de viajeros se contempla expresamente una línea de ayudas municipal.