La Autoridad Portuaria de Valencia ha adjudicado Torrescámara y Compañía de Obras las obras para mejorar la capacidad portante del muelle Serpis del puerto de Gandía.

La compañía radicada en el municipio valenciano de Oliva se ha impuesto en un concurso en el que han tomado parte un total de trece candidatos, con una oferta por un importe de adjudicación de 2.154.046,84 euros que ha obtenido la máxima puntuación total de los licitantes.

Estos trabajos, con una duración estimada de ocho meses, tienen la finalidad de que la empresa concesionaria de la explanada adosada al muelle Serpis pueda instalar equipos de mayor envergadura y distinta tipología que los que operan actualmente en la terminal para las operaciones de carga y descarga de los buques.

En este sentido, la actuación planteada consiste en la sustitución, en toda la longitud de la línea de muelle, de la viga cantil actual por una de mayor anchura, de hormigón armado, en cuyo trasdós se empotra una losa superficial de hormigón armado, para apoyo de los calzos u orugas traseros de los nuevos equipos.

El muelle Serpis del recinto portuario de Gandía tiene una longitud de 316 metros, con un calado que varía entre los nueve metros de la zona próxima al tacón Ro-Ro y los diez metros de profundidad en el extremo más exterior del muelle.