El Consejo Marítimo Internacional y del Báltico, Bimco, trabaja en el diseño de unos estándares globales para la limpieza del casco de los buques, con el fin de intensificar la protección del medio ambiente.

El objetivo es evitar la transferencia de especies acuáticas invasoras y garantizar que este tipo de tareas se llevan a cabo de manera segura y medioambientalmente sostenible en el futuro.

Una de las prioridades será capturar todo lo que se elimina del barco, para asegurarse de que el medio marino no se ve afectado. Es importante establecer unos estándares para que la naviera sepa con certeza que el buque se está limpiando de la manera adecuada por parte del proveedor contratado en el país correspondiente.

Lo mismo sucede con las Autoridades Portuarias. Algunos países y regiones, como Hawai y California, ya han implementado ciertas regulaciones o están en proceso de hacerlo respecto a los barcos que navegan en las aguas de su jurisdicción.

Una vez finalizada la definición de estos nuevos métodos con los expertos, Bimco buscará la aprobación de la OMI para poder iniciar su estandarización, un proceso que podría llevar entre dos y tres años.