Cadena de Suministro

Blockchain es una tecnología en fase de maduración que empieza a ver sus primeras aplicaciones en logística y transporte.

En un escenario de creciente complejidad, de utilización intensiva de las tecnologías de la información y en el que la gestión logística se erige como un elemento clave para la estrategia empresarial, las tecnologías blockchain empiezan a convertirse en una de las soluciones clave para el futuro de la gestión de la cadena de suministro.

Según el informe ‘Cómo impacta blockchain en la Logística 4.0.’, elaborado por Minsait, unidad de negocio de Indra centrada en transformación digital, en colaboración con Uno, y presentado en el marco de la feria Logistics 2017, esta tecnología tendrá un gran impacto en áreas como la trazabilidad y el reparto de última milla, la propia gestión logística y el comercio internacional, los servicios postales y el transporte de mercancías a través de cualquier modo de transporte.

Fernando Cuenca, director en Prácticas Digitales en Minsait, ha definido blockchain como una nueva forma de hacer las cosas más que una tecnología.

Este nuevo paradigma se basa en un cambio radical del modelo de la confianza existente entre los diferentes actores que intervienen en un proceso, con aplicación en diversos sectores económicos, aunque la banca ha sido la que más ha avanzado en la aplicación de blockchain a las transacciones monetarias.

trazabilidad y el reparto de última milla, la propia gestión logística y el comercio internacional, los servicios postales y el transporte de mercancías

Francisco Aranda, secretario general de Uno, durante la presentación del estudio.

Para Francisco Aranda, secretario general de Uno, blockchain supone, a través de la desintermediación de la información, un gran paso adelante en materias como la trazabilidad, la transparencia y la confidencialidad que se traducirá muy pronto en nuevas estrategias de gestión de las cadenas de suministro.

Aunque la logística y transporte se trata de una actividad en la que aún se han dado pocos pasos para la introducción de las tecnologías blockchain, Fernando Cuenca considera que las empresas del sector están en un momento propicio para abordar proyectos de blockchain “con un enfoque integral y una implantación progresiva”.

Las empresas del sector logístico están en un momento propicio para abordar proyectos de blockchain.

Según el experto de Indra, blockchain es una tecnología en fase de maduración que ha llegado para quedarse, que aporta mayores beneficios en aquellos casos en que la complejidad es mayor y en la que existe un fuerte grado de desconfianza entre los diferentes actores que intervienen.

En este sentido, las tecnologías blockchain suponen un giro cultural de gran envergadura que facilitan la irrupción de nuevos modelos de negocio con nuevas reglas del juego, y, por este motivo, el estudio propone como recomendaciones prestar atención a los esfuerzos colectivos, estar dispuesto a pasar por un proceso de adaptación intensivo, valorar adecuadamente la aplicación de estas nuevas tecnologías en cada caso y hacer una aproximación holística, que tenga en cuenta múltiples puntos de vista.

Si bien las tecnologías blockchain tienen aplicaciones en empresas de todos los tamaños, y especialmente en las pequeñas y medianas, sí que es cierto que las PYMEs del sector podrían encontrarse con mayores dificultades en su aplicación, dado el cambio en el modo de pensar que comporta.

Sin embargo, el estudio propone un análisis riguroso de las amenazas y oportunidades que supone esta tecnología, con el fin de que ninguna empresa se quede al margen de esta revolución que propone nuevos modelos de desintermediación o de coopetición a partir de nuevos escenarios relacionados con la confianza, la transparencia, la trazabilidad y la automatización de operaciones.