semirremolque_electrico_bosch

Si el vehículo circula cuesta abajo o frena, el sistema entra en funcionamiento para disminuir la velocidad y la energía se almacena en una batería.

Bosch lanza una nueva idea para electrificar semirremolques. Se trata de un sistema que incorpora motores eléctricos a los ejes del semirremolque en lugar de dejar que rueden libremente como ocurre actualmente, de modo que también actúan como frenos regenerativos. Además, este nuevo sistema de electrificación se ofrece para camiones nuevos y se puede adaptar a los camiones ya existentes en el mercado.

Estos motores funcionan como cualquier otro sistema regenerativo, es decir, cuando el vehículo circula cuesta abajo o frena, el sistema entra en funcionamiento para disminuir la velocidad como en cualquier otro vehículo eléctrico o híbrido, mientras que la energía generada en el proceso se almacena en una batería.

Esa energía almacenada se puede emplear para los arranques en pendiente, ayudar al empuje de la tractora o incluso para alimentar la unidad de refrigeración del remolque en caso de tratarse de un semirremolque frigorífico.

2018082819195992384-copia

En el caso de un frigo, el ahorro puede ser de hasta 10.000 euros al año. Si el equipo de frío se opera con la energía generada de esta manera, el fabricante calcula que puede ahorrar hasta 9.000 litros de diésel al año. Por su parte, una función de arranque y asistencia eléctrica puede ayudar a ahorrar combustible adicional. Además, cualquier ahorro de combustible implica también reducir las emisiones de CO2.

El fabricante alemán de componentes presentará este nuevo desarrollo con motivo del IAA Commercial Vehicles, que se celebrará en Hannover del 20 al 27 de septiembre.