La caída de los contagios de Covid-19 en España a su nivel más bajo desde agosto de 2020 y el aumento del ritmo de la campaña de vacunación hacen confiar a Brittany Ferries en que el país sea añadido próximamente a la lista verde de destinos de Reino Unido.

Además, el país ya permite la entrada de turistas británicos sin necesidad de presentar una prueba PCR. Por contra, cuando viajen a Francia tendrán que pasar una cuarentena obligatoria, algo que resulta respetable a ojos de la naviera, pero «muy frustrante«.

A pesar de que se ha avanzado mucho en el proceso de vacunación en Reino Unido, no haber añadido a India a la lista roja de inmediato, cuando comenzó la gran crisis sanitaria en dicho país, ha generado un peligro innecesario ante el que Francia ha tomado medidas.

A la vista de todo lo sucedido, Brittany Ferries está planeando un aumento de los servicios en España, mientras se ve forzado a tomar decisiones difíciles en Francia que, nuevamente, afectarán a muchos miles de viajeros, que ya habían planificado sus desplazamientos.

Así, en lo referente a España, al servicio entre el puerto de Portsmouth y el de Santander con el buque Galicia, se sumará el restablecimiento de los servicios desde Plymouth a partir del 6 de junio, con dos conexiones semanales.

Asimismo, cuando Irlanda abra sus fronteras, se podría reconsiderar abrir el tramo Roscoff-Cork. Sin embargo, los servicios entre Reino Unido y Francia que cubre el buque Armorique en el caso de la línea Plymouth-Roscoff, y el que cubre el Normandie, entre Portsmouth y Caen, no estarán operativos al menos hasta el 20 de junio.

En cuanto a las conexiones entre Poole y Cherbourg, y Portsmouth y St Malo, que cubren el Barfleur y el Bretagne, así como los servicios del Cap Finistère, serán cancelados hasta el 27 de junio.