Los tráficos de graneles han impulsado al puerto de Motril en este mes de enero en el que la dársena nazarí ha movido 255.905 toneladas de mercancías, un 47,05% más que durante el primer mes de 2020.

En concreto, los graneles totalizan 242.000 toneladas en el período, mientras que, por contra, la mercancía general se apunta 13.837 toneladas mensuales, por debajo de las cantidades de años anteriores.

En este último caso ha influido especialmente la paralización de las líneas marítimas regulares de tráfico de carga rodada que enlazan el recinto granadino con Melilla y los puertos marroquíes de Nador, Alhucemas y Tanger-Med desde mediados de marzo pasado, y que esperan su próxima activación en los próximos meses.

Así mismo, también se prevé que este mismo año Morocco Cruise Line comience a operar una nueva línea entre Motril y Tánger-Med, que se sumaría a la de la compañía alemana FRS.

Al tiempo, la Autoridad Portuaria tiene muchas esperanzas puestas en el desarrollo de la ZAL, tras haber conocido la intención de varias empresas que se han interesado por la posición estratégica de sus parcelas para el transporte intermodal de mercancías y que han iniciado los trámites para nuevas concesiones, así como en la incorporación de nuevos tráficos.