Los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado llevan a cabo una nueva campaña de vigilancia centrada en vehículos pesados esta semana.

Así pues, de manera simultánea en todas las comunidades autónomas se va a reforzar la vigilancia y control de camiones y autobuses entre el 19 y el 25 de abril, con una nueva campaña de vigilancia extensible a todas las carreteras del país, así como a sedes de empresas, para detectar posibles irregularidades.

En el caso concreto de esta campaña, los cuerpos de seguridad prestarán especial atención al sistema que incorporan los motores diésel para incorporar una solución de urea que se encarga de reducir las emisiones.

Las fuerzas de seguridad han detectado que algunos vehículos industriales utilizan emuladores para anular este sistema y permitir que camiones de gran tonelaje puedan funcionar sin que sus motores consuman AdBlue, por lo que as inspecciones tratan de destapar este tipo de fraude que, además, perjudica el medio ambiente.

Así mismo, otro de los objetivos es controlar si se cumplen los tiempos de conducción y descanso estipulados, si el tacógrafo ha sido manipulado, o si la carga excede el peso permitido y va bien sujeta.

Por otra parte, en los autobuses se vigilará que los pasajeros lleven puesto el cinturón de seguridad.