La catalana Caprabo ha facturado el año pasaado 842 millones de euros, un 6,6% más que en 2019. En esta buena evolución en un año especialmente difícil ha tenido especial impacto la transformación de su red logística.

El pasado 2020, la cadena ha puesto en marcha de una nueva plataforma de distribución exclusiva para gestionar el producto fresco, con una inversión de 20 millones de euros.

La instalación, que está en funcionamiento desde julio del año pasado, tiene 24.600 m² de superficie y está ubicado en la ZAL Port del municipio barcelonés de El Prat de Llobregat. Además, cuenta con la certificación LEED Gold.

Desde la plataforma logística en la que se encuentra la sede central de la compañía, se gestiona todo el producto fresco que llega a los supermercados de Caprabo, la venta del canal on-line del retailer catalán.

Por otra parte, la transformación de la red logística realizada el pasado ejercicio también supuso la puesta en funcionamiento del nuevo centro de distribución para comercio electrónico de la compañía, canal que supone el 4% de sus ventas.

El almacén dispone de una superficie de más de 4.000 m², lo que supone un 20% más de espacio. Así mismo, tiene capacidad de aumentar el surtido un 33%, hasta las 13.000 referencias, y para atender un 40% más de pedidos.

Con estas iniciativas, Caprabo ha conseguido ganar eficiencia en la gestión de sus stocks, así como adaptar su distribución a los cambios que se han producido durante la pandemia.