El e-commerce ha crecido exponencialmente desde el inicio de la pandemia, una circunstancia que está afectando al comportamiento de los usuarios en el momento de realizar o devolver las compras.

Según un estudio de idealo.es, el 46% de los usuarios que compran por Internet rara vez devuelve los productos, aunque no esté satisfecho. A pesar de que ponen cada vez mayor atención en las políticas y opciones de devolución de cada comercio, casi la mitad de los que están descontentos no se molesta en devolverlos.

Por el contrario, el 16,6% de los compradores devuelve siempre los productos si no está satisfecho y otro 20% lo hace muy a menudo. En este sentido, conviene apuntar que el 61% de los españoles que realizan compras ‘on-line‘ ha devuelto al menos un producto en el último año.

El comparador resalta también que el 26% de los compradores casi nunca o nunca comprueba la política de devoluciones, un dato que ha disminuido respecto a 2019, cuando hasta el 59% de los usuarios no comprobaba, o raramente lo hacía, las condiciones de devolución.

Conforme evoluciona el e-commerce en España, los usuarios se interesan cada vez más por las condiciones de compra, cambio y devolución en las diferentes páginas. Por tanto, un proceso sencillo puede ser el factor que determine la decisión final del comprador entre un producto y otro.