El sector ferroviario de Comisiones Obreras insiste en exigir garantías al Gobierno de que las sociedades de Adif y Renfe no sean privatizadas y que, por tanto, mantengan el carácter exclusivo de empresa pública, como sucede en Alemania o Francia.

El sindicato alerta sobre el trasfondo de operaciones financieras. Sostienen que, recientemente, Bill Gates se ha convertido en el segundo accionista de FCC, una de las principales constructoras de infraestructuras ferroviarias, por lo que se sospecha que la privatización de alguna de las sociedades resultantes de Renfe y Adif puede estar cerca.

Las concentraciones de CCOO continuarán en Segovia y Venta de Baños, como parte de la campaña de movilización por el ferrocarril público. En la misma línea, cerca de 200 trabajadores de CCOO se concentraron en la mañana del 23 de octubre en la estación Campo Grande de Valladolid para demandar al Gobierno la estabilidad en sus condiciones laborales y de empleo.

Además, han mostrado su rechazo al modelo de gestión ferroviaria que se implantará a partir del 1 de enero de 2014, con la segregación de Renfe y Adif en distintas sociedades anónimas.