Manifestación de los trabajadores de Transportes Buytrago en Madrid

Manifestación de los trabajadores de Transportes Buytrago en Madrid en marzo de 2014.

Para el sindicato no existe ninguna duda sobre las responsabilidades del Grupo Buytrago y sus dueños, que generaron el cierre de todas las mercantiles del grupo, provocando su insolvencia, y que necesariamente han de depurarse en la calificación de los concursos de acreedores en los que se encuentran a día de hoy.

CCOO ha pedido la declaración de concurso culpable de la empresa matriz del grupo Buytrago, Transportes Buytrago Andalucía SL, culpabilidad que debe ser extensiva a todas las demás empresas del grupo y a la patrimonial ANYLU, en concordancia con la condena solidaria ya dictada por la sala de lo Social de la Audiencia Nacional y por la que se le hacía responsables de los salarios y las indemnizaciones de los trabajadores de todo el grupo Buytrago, a los que dejaron sin empleo.

Este sindicato cree que concurren «suficientes y sobradas razones y causa de prueba, conforme a lo dispuesto en la Ley Concursal«, que amparan esta solicitud de culpabilidad.

El sindicato presenta sus alegaciones

Sobre la base de estas razones, se han formulado las correspondientes alegaciones para que estas sean tenidas en cuenta, en primer lugar por la Administración concursal y el Ministerio Fiscal y posteriormente por el juzgado de lo mercantil nº 7 de Madrid.

Las alegaciones ponen de manifiesto que “los dueños  decidieron cesar la actividad, de manera sorpresiva y fraudulenta”, sin ni tan siquiera haber solicitado preconcurso de acreedores, por lo que que “con este cese de actividad se negó cualquier posibilidad de viabilidad”, deteriorando los activos de las distintas empresas de Buytrago.

[youtube video=»2VeRpWtM7Bc» ancho=»480″ alto=»300″]

Por todo ello, entienden desde CCOO que “las situaciones concursales solicitadas con posterioridad a la decisión de cierre empresarial lo han sido en fraude de ley, sobre todo la utilización de la figura del preconcurso”, que está reservada a conseguir acuerdos que permitan la viabilidad de un proyecto empresarial, lo que en este caso no fue posible, “tras dejar de servir a sus clientes”.

En resumen, para CCOO no existe ninguna duda de que existen suficientes y diferentes motivos en los que sustentar una culpabilidad, que trasciende “mas allá a lo meramente mercantil”, que ha de resolverse en el mismo concurso de acreedores.

No se puede olvidar que los trabajadores de Buytrago, más de 900 en el momento del cierre, llevan sin cobrar apenas nada, pese a corresponderles entre salarios e indemnizaciones mas de 47 millones de euros, como consecuencia de no poder la empresa cumplir la sentencia de nulidad de la Audiencia Nacional.

Como ya han venido denunciando desde CCOO, “son varias las situaciones que se han generado a partir de esta decisión empresarial de cierre patronal ilegal que están causando un gran perjuicio al colectivo de empleados de Buytrago”.