La inteligencia artificial está permitiendo a las empresas del sector logístico convertir sus rutinas en esquemas proactivos para anticipar los comportamientos del mercado y adaptar sus recursos para lograr una mayor rentabilidad, eficiencia, logros y desarrollo, según Telefónica.

En particular, el operador de telecomunicaciones observa cinco usos de esta tecnología en logística que, a su juicio, han revolucionado el sector.

La inteligencia artificial en logística

La primera de ellas está relacionada con la predicción de tendencias. Telefónica argumenta que, en el ámbito logístico, una predicción de la demanda permite a las empresas controlar de un modo eficaz todo su inventario, ajustándose así a la realidad y potenciando la automatización.

En segundo lugar, los almacenes automatizados combinan software de gestión junto a robótica, lo que permite llevar a cabo operaciones de colocación de productos y transporte de forma autónoma.

Así pues, la aplicación de la inteligencia artificial permite asignar los recursos correctos a cada una de las actividades que vayan surgiendo en el día a día, aprovechando las potencialidades que ofrece el ‘big data’ para evitar tanto la falta de stock, como el exceso de inventario.

Por otra parte, en el plano de la coordinación y optimización del transporte, la inteligencia artificial permite programar viajes en los momentos más adecuados y optar por las mejores rutas.

De igual manera, esta tecnología ayuda a controlar y visualizar detalladamente todos los desplazamientos que han hecho las mercancías para gestionar mejor los tiempos de los transportistas y evitar errores.

En cuarta posición, los ‘chatbots’ inteligentes permiten generar experiencias personalizadas de un modo similar al que ya lo hacen en la gran distribución y en el comerciol electrónico.

Por último, la inteligencia artificial también puede servir de ayuda al transporte multimodal, al reducir la carga administrativa para empresas, transportistas y consumidores.

El análisis de Telefónica concluye que la implantación de la inteligencia artificial en la logística va a tener un gran impacto en los próximos años y que se notará especialmente en un incremento significativo de la productividad de los almacenes, especialmente aquellos dedicados al canal on-line, y a través de la automatización.