La pandemia ha hecho que las ventas de comercio electrónico hayan pasado de suponer un 16% del total del comercio minorista del planeta a alcanzar una cuota del 19%, según un reciente informe de la UNCTAD.

El estudio estima que las ventas on-line han sumado en 2019 un total de 26.700 billones de dólares a nivel mundial, unos 22.060 billones de euros al cambio y un 4% más que en 2018. La cifra equivale al 30% del producto interno bruto de todo el planeta de ese año.

Dentro de esa cifra global, el segmento B2B representa el 82% de todo el comercio electrónico global, con unas ventas de 21.800 billones de dólares, equivalentes a unos 18.013 billones de euros.

Mientras, el B2C ha presentado un crecimiento de 11% entre 2018 y 2019, hasta alcanzar un volumen total de 4.900 billones de dólares, cerca de 4.050 billones de euros al cambio.

Dentro de este mismo ámbito, el e-commerce B2C transfronterizo ha alcanzado los 440.000 millones de dólares en 2019, cerca de 367.000 millones de euros, con un aumento del 9% con respecto a 2018.

En idéntico sentido, los compradores del comercio electrónico transfronterizo han crecido hasta colocarse en un 25% del total en 2019.

Por países, los Estados Unidos dominan el mercado general del comercio electrónico, por delante de Japón y China. España se coloca en la décima posición por ventas de e-commerce, que suponen, según la UNCTAD, un 25% del total del comercio minorista del país.

Así mismo, por operadores de e-commerce, China domina el mercado con cuatro empresas colocadas entre las diez primeras del sector a escala planetaria, en un ranking que domina con mano de hierro Alibaba, seguida de Amazon y de JD.