conductos-camion-chofer

Comisiones Obreras afirma que solo se contratan «conductores que estén dispuestos a trabajar en condiciones de extrema precariedad».

Comisiones Obreras estima, a la vista de los datos de paro del año pasado y de un estudio que han elaborado sus técnicos, que no faltan conductores profesionales en España, algo que, a su juicio desmonta «el mantra que asociaciones patronales del transporte por carretera vienen repitiendo desde hace tiempo«.

Para el sindicato, «lo que faltan son empleadores que estén dispuestos a contratar a conductores profesionales que saben hacer bien su trabajo y quieren trabajar en condiciones dignas y cobrar salarios, pluses, dietas, fines de semana, nocturnidad y las horas extraordinarias que realizan tal y como establecen los convenios colectivos que estas mismas empresas firman con las centrales sindicales».

Así mismo, la central sindical acusa a las empresas de transporte españolas de buscar exclusivamente «conductores que estén dispuestos a trabajar en condiciones de extrema precariedad, sin dietas, que cubran los gastos mínimos y cobrando en función de kilómetros recorridos y no por el número de horas que pasan en el camión».

Esta situación, continúan, «implica realizar muchas m´s horas extras, nocturnas y festivas de las que realmente se les retribuyen, debiendo permanecer durante largos perÍodos de tiempo sin volver a casa, sin poder conciliar la vida laboral con la vida familiar, conduciendo, durmiendo y comiendo en el interior de las cabinas de los vehículos, realizando las operaciones de carga y descarga sin ningún tipo de remuneración, o asumiendo la responsabilidad de las sanciones por incumplimiento del tacógrafo».

En definitiva, Comisiones Obreras afirma que «es falso que en España haya escasez de profesionales» y apunta que «lo que sucede es que las empresas no quieren contratar a quienes exigen trabajar en condiciones seguras y cobrando lo estipulado, y rebuscan «su solución» haciendo efecto llamada y pidiendo al Ministerio de Empleo que incluya la profesión de conductor en el catalogo de profesiones de difícil cobertura con la idea de traer a nuestro país conductores de otros países que no exijan condiciones o que estas estén por debajo de lo pactado».

Castilla y León busca 1.500 conductores

Precisamente la semana pasada, la Junta de Castilla y León y la Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos han suscrito un convenio para intentar atraer conductores profesionales y formar nuevos chóferes.

Según las autoridades autonómicas, solo en la provincia burgalesase estima una necesidad de entre 300 y 400 conductores profesionales para mercancías y viajeros que en toda la región asciende hasta los 1.500.