El acuerdo alcanzado entre el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y el Comié Nacional parece haber escocido tanto a los clientes del sector, como a los representantes de los trabajadores.

Unos y otros han reclamado que deberían haber estado presentes en unas negociaciones que afectan a ámbitos que consideran de su interés y ahora muestran su descontento.

En el caso de los sindicatos, Comisiones Obreras asegura que «la firma de este acuerdo supone el reconocimiento de la incapacidad de los empresarios del sector para gestionar su actividad en el marco de una economía de mercado, pues el acuerdo no es otra cosa que un rescate del Gobierno a la autodestrucción a la que lo han llevado con sus malas prácticas».

Además, la central carga también contra Transportes, al que acusa de haber «accedido al rescate pero sin exigir por contra, ningún compromiso que garantice la recuperación social del sector ni de la dignidad de los conductores profesionales».

«Ordenanzas laborales franquistas»

En consecuencia, el sindicato llama a «organizar las movilizaciones necesarias que conduzcan a la recuperación de la dignidad de los trabajadores y trabajadoras del transporte de mercancías por carretera entre las que no se descarta una huelga general«.

Concretamente, Comisiones Obreras tacha de «ordenanzas laborales franquistas» la prohibición de la carga y descarga, al tiempo que califica de «chiste» el buzón de denuncias anónimas que se establecerá para denunciar incumplimentos de la normativa de transporte.

De igual modo, la central sindical también estima que los acuerdos sobre aparcamientos seguros ofrecen exclusivamente «seguridad para el camión» y considera meras subvenciones el establecimiento de la cláusula del gasóleo y las ayudas para digitalización por valor de 140 millones de euros.

Así pues, Comisiones estima que «estas medidas no resuelven los problemas del sector, solo rescatan a los empresarios por un tiempo hasta que la competencia desleal y la atomización del sector se coman el rescate».

Por ello solicita la creación de una mesa social permanente y tripartita para el transporte de mercancías por carretera, así como que se cuente con medios y coordinación administrativa contra el fraude en los sistemas de retribución salarial.

Además, también pide que se intensifique la lucha contra el dumping social y que aumente la vigilancia en los tiempos de conducción y descanso.

El sindicato también insiste en la ubrogación del personal ante cambios de empresa, además de en laboralizar los falsos autónomos como ha ocurrido con los riders y las falsas cooperativas de las industrias cárnicas, así como en la jubilación anticipada mediante coeficientes reductores.

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px