El comité de empresa de la plataforma de Oysho Logística en el municipio barcelonés de Tordera ha convocado una huelga el próximo 22 de febrero para «exigir un convenio digno para las personas que trabajan en esta plataforma logística del Grupo Inditex».

Los representantes sindicales de este centro piden que se equiparen las condiciones laborales de la plantilla, compuesta por unos 140 trabajadores, con las que tienen otros centros de la textil gallega más beneficiosos en cuanto a salario y otros aspectos.

Así mismo, Comisiones Obreras lamenta «la falta de voluntad negociadora que ha demostrado la dirección de la empresa en todo este proceso», en el que, tras más de un año de negociaciones, según sus cálculos, «no ha manifestado ningún interés por acercar posiciones ni dar una respuesta positiva a las propuestas de la representación de la plantilla».

Por el contrario, la central sindical considera que la compañía «insiste en una serie de planteamientos que suponen una pérdida económica para los trabajadores y trabajadoras del centro de Tordera».

En 2019 ya se convocaron tres jornadas de huelga en la plataforma logística que Stradivarius tiene en la población barcelonesa de Manresa, que finalmente se desconvocaron merced a un acuerdo de última hora.

La diversidad de condiciones laborales en los diferentes centros de la multinacional textil gallega ha llevado a Comisiones Obreras a pedir «un acuerdo marco que regule las condiciones laborales de todas las personas que trabajan en las plataformas logísticas del Grupo Inditex en España».

De esta manera, según el sindicato, se podría contar con «un marco de relaciones laborales común en los centros de logística y acabar con la heterogeneidad».