Ante la crisis del correo tradicional, el descomunal volumen de crecimiento que acumula el envío de paquetería asociada al comercio electrónico en los últimos cinco años está actuando como una auténtica tabla de salvación para la mayor parte de los operadores postales públicos tradicionales tanto en Europa como en otros lugares del mundo.

En este sentido, Correos es consciente de que tiene que afinar sus servicios de última milla si quiere seguir compitiendo de tú a tú con los principales operadores de un sector que ya no juega a nivel nacional, sino que compite a nivel europeo, e incluso mundial, dadas las importantes cifras de crecimiento de los envíos transfronterizos de paquetería.

Así pues, el operador postal público ha encargado a la Fundación Zaragoza Logistics Center la elaboración de un análisis detallado de de su sistema de reparto de última milla, que comprende la tramitación de las entregas desde sus centros de tratamiento automatizado hasta el cliente final para optimizar sus costes operativos, los niveles de servicio y el impacto medioambiental de su servicio.

El estudio se realizará en Madrid

Para realizar este estudio, el operador postal público medirá durante un año como mínimo el funcionamiento de su red en una zona de Madrid que cuenta con un centro de tratamiento, 14 oficinas postales, nueve unidades de reparto, dos unidades de reparto urgente y 25 consignas CityPaq.

Con este estudio, Correos identificará los parámetros críticos para optimizar sus redes y rutas, modelará su red logística a partir de mediciones qe incluyen la longitud de las rutas, la frecuencia, los nodos de transbordo y la variabilidad de las expediciones, con el fin de aplicar un modelo de optimización que permita evaluar distintos escenarios de reparto de última milla que, de igual modo, contemplen el uso de unidades de reparto alimentadas por energías alternativas.

Así mismo, Correos tiene previsto reproducir los parámetros de este estudio para aplicarlo a otras zonas a través de una recogida específica de datos para caso concreto.

La Fundación Zaragoza Logistics Center se ha impuesto a otros tres candidatos, al presentar la oferta más ventajosa, que ha resultado la adjudicataria por un importe de 87.120 euros, para un expediente que contaba con un presupuesto base de licitación de 96.800 euros y un valor estimado de 120.000 euros.