En consonancia con su apuesta por la diversificación, Correos ha iniciado en Zaragoza las pruebas de reparto con tres ciclomotores de Scoobic que incorporan cajones con temperatura controlada.

Su objetivo, teniendo en cuenta el crecimiento del e-commerce en el segmento de la alimentación, es poder ampliar su oferta de reparto y realizar envíos de alimentos perecederos o productos farmacéuticos, adaptando su modelo logístico a nuevos productos, más allá de los estrictamente postales.

Gracias a estos vehículos de tres ruedas, podrá empezar a distribuir los pedidos de los clientes del Mercado Delicias. Hasta ahora, el operador ya distribuía las compras de los mercados de abastos y supermercados en la ciudad, pero es la primera ocasión en que utiliza vehículos con cadena de frío.

En concreto, las tres unidades incorporadas cuentan con un cajón isotermo de 1.400 litros de capacidad y con cabina cubierta para el conductor, además de una autonomía de alrededor de 100 kilómetros.