Pese a que en el último año se ha detectado un aumento en el gasto medio de las compras de comercio electrónico en España de un 10% con relación a 2018, la tendencia a corto plazo, según Cetelem, marca un ligero retroceso en lo que se refiere a la intención de compra para los próximos doce meses.

Sin embargo, a más largo plazo, parece que el canal on-line seguirá creciendo, con una progresión imparable y novedades continuas y frecuentes.

Entre las principales tendencias que dominarán el futuro de este segmento se encuentra, a decir de los expertos, el móvil, ya que la mayoría de los nuevos desarrollos se piensan en clave de su uso en los teléfonos inteligentes.

Así, el esfuerzo por mejorar el diseño, la velocidad y la navegación a través de dispositivos móviles es otra tendencia con fuerte impacto en el comercio electrónico, con las empresas del sector apostando cada vez más por plataformas más rápidas y con diseños más visuales en móviles.

En este sentido, con datos de Cetelem, los móviles se han convertido ya en los dispositivos más utilizados a la hora de llevar a cabo cualquier operación online, toda vez que el 68% de los compradores on-line compran a través del móvil, un 5% más que en 2018 y en tendencia ascendente de cara a los próximos años.