Tras caminar al filo del abismo desde hace demasiado tiempo, se aproxima el fin del período transitorio del ‘Brexit’ sin acuerdo para establecer un marco estable que regule las futuras relaciones comerciales entre ambos bloques económicos a escaso mes y medio.

Si finalmente no se produce un acuerdo, Reino Unido pasaría a ser un Estado tercero ante la UE, a efectos aduaneros y de no reconocimiento mutuo de todos los permisos y autorizaciones necesarias para poder realizar transporte.

En este marco, Fenadismer estima que se reduciría significativamente el número de camiones españoles autorizados que podrían operar entre ambos países, una flota de transporte española estimada actualmente en unos 8.000 camiones, y que podría reducirse a una décima parte de la que actualmente realiza transporte entre ambos países.

Así pues, la organización empresarial considera que el ‘Brexit’ afectará al transporte de mercancías por carretera en el ámbito de las formalidades aduaneras exigidas ya que obligará a partir del 1 de enero de 2021 a las empresas a disponer de un número EORI para sus relaciones con las administraciones aduaneras.

De igual modo, en los países de la UE, la condición de operador económico autorizado otorgada por el Reino Unido y las demás autorizaciones otorgadas por Gran Bretaña dejarán de ser válidas y desde enero será necesario demostrar el carácter originario de las mercancías objeto de comercio de cara a posibles aranceles aduaneros.

Así mismo, también se esperan cambios en los regímenes del IVA, además de en los trámites a realizar en los pasos fronterizos.

Por otra parte, la Comisión Europea estima que el certificado de competencia profesional emitidos por el Reino Unido dejarán de ser válidos en la UE y que los conductores británicos que estén empleados por una empresa establecida en la UE deberán someterse a una formación profesional para conductores en el Estado miembro de la UE en el que esté establecida la empresa.

Finalmente, desde enero, dejará de reconocerse en la Unión los permisos de conducción expedidos por el Reino Unido.