En el año 2017, Daimler Trucks, Lab1886 y el operador de transporte Fraport pusieron en marcha un proyecto piloto para utilizar vehículos quitanieves autónomos en áreas acotadas que no estuvieran abiertas al público.

Sobre la base de este proyecto, se han empezado a probar dos camiones Mercedes-Benz Arocs autónomos en Immendingen, Alemania, que pueden adaptarse a las necesidades de sectores como la logística o la agricultura.

Las aproximadamente 20 hectáreas de zona de pruebas del recinto deben estar siempre libres de nieve, hielo o agua. Para garantizar que al inicio de la jornada, puedan realizarse las pruebas correspondientes en la pista, los dos vehículos operan por la noche con especialistas que los supervisan.

La función quitanieves es una de las múltiples que permite la tecnología Axyard, desarrollada por el fabricante junto a Lab1886 como una solución automatizada para utilizar en terrenos acotados.

El objetivo es automatizar camiones Mercedes con sensores y unidades de control que les permitan completar rutas predefinidas en estas áreas, mientras son controlados digitalmente y monitorizados a través de un sistema de control central.

Esto puede ayudar a optimizar las operaciones portuarias y de almacenamiento, o las relacionadas con la agricultura, entre otras, además de aumentar la productividad y reducir el consumo de combustible.

Para que dicha tecnología funcione, es fundamental la interfaz de control remoto RTI, con lo que las diferentes funciones del vehículo pueden activarse de manera remota y del mismo modo, pueden compartirse datos.

También puede utilizarse para grupos de vehículos, equipados con GPS y modernos sistemas para facilitar la comunicación entre ellos. En este caso, para que todo funcione, se realiza un intercambio de datos cada 0,1 segundos entre las unidades y la unidad de control remoto RTI.