Tras el fiasco de la candidatura de Rovana Plumb a ocupar el puesto de comisaria de Transportes en la nueva Comisión Europea presidida por Ursula von der Leyen, ahora el Gobierno rumano ha propuesto a Dan Nica como candidato alternativo.

Sin embargo, el nombramiento no es automático, como en el caso de Plumb, sino que, antes, tendrá que someterse al escrutinio del Parlamento Europeo que en última instancia decidirá si da el visto bueno al candidato o si fuerzan su recambio, para lo que el Ejecutivo rumano ha previsto presentar a Melania-Gabriela Ciot, actual secretaria de Estado de Asuntos Europeos en el país.

Nica, eurodiputado por el Partido Socialdemócrata Rumano, nació en 1960 en la localidad de Panciu y es ingeniero en Electrónica y Telecomunicaciones.

El nuevo comisario de Transporte tendrá sobre la mesa cuando se incorpore a su puesto la negociación a tres bandas entre la Comisión, el Consejo y el Parlamento Europeo sobre el Paquete de Movilidad, un expediente en el que, lejos de sosegarse, las aguas siguen bajando revueltas en un claro enfrentamiento entre las visiones contrapuestas de los países periféricos y los centrales, y en el que España busca una regulación equilibrada que tenga en cuenta las condiciones sociales de los trabajadores del transporte y que, al mismo tiempo, y si eso es posible, que no perjudique a la competitividad del transporte internacional por carretera.