La nueva Presidenta de la Comisión Europea, la alemana Ursula von der Leyen, ha presentado este pasado martes 10 de Septiembre la nueva estructura y equipo que conformarán la Comisión Europea para los próximos cinco años, con el objetivo de trabajar de forma intensa en los cambios relativos al clima, la tecnología y la demografía que transformen la sociedad europea y su modo de vida.

En lo relativo a la cartera de Transportes y Movilidad, la presidenta de la CE ha propuesto a la eurodiputada socialista Rovana Plumb, como nueva Comisaria de Transportes. Plumb fué anteriormente Ministra de Medio Ambiente y Cambio Climático en su país natal, Rumanía.

Sin embargo, su nombramiento no es automático, sino que los candidatos a Comisarios propuestos por la Presidenta son sometidos a un duro proceso de investigación parlamentaria para analizar su idoneidad, debiendo comparecer ante las comisiones parlamentarias en sus posibles campos de responsabilidad. De hecho, no es la primera vez que una evaluación negativa del candidato propuesto en el pasado ha llevado a éstos a retirarse del proceso.

De resultar finalmente elegida, la nueva Comisaria de Transportes deberá afrontar inicialmente la compleja aprobación definitiva del Paquete legislativo de Movilidad, que fue promovido en Abril de 2017 por su antecesora la Comisaria Violeta Bulc y que incluye proyectos legislativos de vital importancia para el futuro desarrollo de la actividad del transporte por carretera en la Unión Europea.

El pasado mes de Abril el Pleno del anterior Parlamento Europeo alcanzó un acuerdo que incluye una nueva regulación sobre trabajadores desplazados en el sector del transporte por carretera. En concreto, la regulación del salario mínimo de los conductores en los desplazamientos a otros países europeos se aplicará tanto en transporte internacional como al transporte de cabotaje) por lo que quedarán excluidos exclusivamente los transportes en tránsito por otro país europeo.

Otras medidas aprobadas por el anterior Parlamento Europeo en relación al Paquete de Movilidad fueron las relativas al mantenimiento de la actual prohibición de realizar el descanso semanal normal a bordo del vehículo, así como la modificación de la actual regulación sobre el cabotaje, estableciendo un periodo máximo de cabotaje continuado de tres días, frente a los siete actuales, pero sin limitar el número de operaciones en dicho periodo.