En los próximos meses, DB Schenker pondrá en funcionamiento un total de 36 vehículos eléctricos Fuso eCanter en 11 países europeos. Desde el año 2018, utiliza este camión en Berlín para la entrega de mercancías en el centro de la ciudad, aunque en 2019 también comenzó a operar estos vehículos en París, Frankfurt y Stuttgart.

Su objetivo es proporcionar una logística urbana neutra en emisiones a sus clientes, contribuyendo a la disminución de la contaminación acústica y atmosférica en las principales ciudades de los países en los que se utilizará el modelo.

Los furgones se están produciendo en la planta del fabricante en Tramagal, en Portugal. En las próximas semanas, serán equipados con elevadores traseros y carrocerías preparadas para mejorar la distribución de mercancías empaquetadas en ciudades como Oslo, Copenhague, Madrid, Salzburgo, Viena, Hamburgo, Roma y Milán.

Para el mercado alemán, por ejemplo, las carrocerías serán fabricadas por Spier en Steinheim. Las entregas de los vehículos se realizarán de forma progresiva antes de que finalice el año en las distintas sedes de la compañía.

Distribución de corto radio

Estos camiones ligeros totalmente eléctricos y muy silenciosos cuentan con una potencia de 129Kw y una carga útil de hasta 3,2 toneladas, para la distribución urbana de corto radio. Los vehículos, de 7,49 toneladas, tienen una autonomía de al menos 100 kilómetros.

Se cargan durante la noche, ya sea con cargadores de corriente alterna o continua, en función de la disponibilidad. Además, el tiempo de carga puede reducirse a unos 90 minutos en caso de utilizarse un cargador de alta velocidad.

Al reforzar su colaboración, DB Schenker se convertirá en el mayor cliente de la flota eléctrica de Fuso, con un total de 41 vehículos eCanter en sus operaciones diarias. Por su parte, el fabricante podrá introducir este modelo en los mercados de Finlandia, Austria, España e Italia.