La Guardia Civil y la Agencia Tributaria han desarticulado una organización criminal dedicada al tráfico internacional de droga a través del puerto de Barcelona.

La operación, denominada ‘Aclis’ y en la que han sido detenidas cuatro personas y se han intervenido 121 kilogramos de cocaína de gran pureza, se inició a raíz de los controles de mercancías que realizan la Guardia Civil y la Agencia Tributaria en el enclave portuario barcelonés.

Durante uno de estos controles realizado el pasado mes de marzo se detectó en unos contenedores procedentes de Colombia, una partida de máquinas troqueladoras en cuyo interior se hallaban ocultos 121 kilogramos de cocaína.

A partir de ese punto creó un equipo conjunto que logró averiguar que la organización criminal que había orquestado el envío de cocaína estaba modificando la ruta de entrada de sus envíos.

Así, los cuerpos de seguridad detectaron que el grupo estaba abriendo una nueva vía de entrada aérea a través del aeropuerto de Bilbao.

De esta manera, en el mes de abril se detuvo en Santander a un componente de la banda criminal.

Posteriormente, durante el transporte de la droga desde Barcelona al municipio madrileño Villanueva de la Cañada, en pleno confinamiento por la emergencia sanitaria, se detuvo a otros dos integrantes de la organización en la población madrileña de Alcorcón y en Madrid.

Finalmente, la operación culminó en junio con la investigación del último integrante de la organización, responsable de la importación de la maquinaria en Santander.