Trabajador en un almacen en labores de picking

A pesar de sufrir una caída del 0,6%, el sector de la logística y el transporte aún se mantiene por encima de los 2.450 euros de media que cuesta un trabajador en España.

El coste laboral por trabajador y mes en el sector de transporte y almacenamiento se situó durante en el tercer trimestre de 2014 en 2.640,57 euros, lo que supone un descenso del 0,6% respecto al mismo periodo de 2013. Así lo señala la Encuesta Trimestral de Coste Laboral correspondiente al tercer trimestre del año que ha hecho público el Instituto Nacional de Estadística.

De esta forma, el transporte y almacenamiento ha sufrido una caída leve en comparación con otros sectores, como las actividades financieras y de seguros, que ha caído un  4,9% o las actividades inmobiliarias, un 4,0%.

En general, el coste laboral por trabajador y mes alcanza de media los 2.450,10 euros, que se traduce en un descenso del 0,4% respecto al mismo periodo de 2013. Del coste total por trabajador y mes en el que incurre un empleador por la utilización del factor trabajo, 1.800,46 euros corresponden a salarios y 585,61 a cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social. El resto corresponde a indemnizaciones y prestaciones sociales.

El coste salarial, que comprende salario base, complementos salariales, pagos por horas extraordinarias, pagos extraordinarios y pagos atrasados, medidos en términos brutos, se mantiene prácticamente sin variación respecto al tercer trimestre del año 2013, pasando de 1.801,42 a 1.800,46 euros por trabajador y mes. Por su parte, los otros costes descienden un 1,5%, situándose en 649,06 euros por trabajador y mes.

Por regiones, el coste laboral en la Comunidad de Madrid y el País Vasco supera en alrededor de 500 euros la media nacional, mientras que en Extremadura, Canarias y Castilla y León es inferior a la media en cerca de 400 euros.

Atendiendo a la variación anual del coste, Cantabria, Canarias y Madrid presentan las tasas de crecimiento más elevadas, mientras que el País Vasco, Cataluña y la Comunidad Valenciana registran los mayores descensos.