La nueva sociedad Multi asume la actividad de negocio de Multiproducto y Graneles de la actividad de Renfe Mercancías.jpgLas negociaciones entre Renfe, Adif, Feve y el Ministerio de Fomento con los sindicatos han concluido con un acuerdo sobre el convenio colectivo, por lo que se desconvoca la huelga anunciada para los días 13 y 14 de diciembre. 

Según un comunicado de UGT, las organizaciones sindicales han “conseguido garantizar” mediante el acuerdo los derechos de los trabajadores de Adif y Renfe manteniendo sus condiciones laborales y sociales. Asimismo, han destacado que estas mejoras unido al acuerdo en cuanto a las obligaciones de servicio público y a la garantía de empleohan favorecido” la firma de los dos convenios.

Fuentes del sindicato CC.OO. han calificado el acuerdo alcanzado de «equilibrado para los tiempos que corren«, ya que tendrá una duración de cinco años, de los que ya han transcurrido prácticamente tres, y han destacado el prolongado periodo de tiempo que ha llevado esta negociación.

Por su parte, fuentes del sindicato de maquinistas SEMAF han valorado «muy positivamente» el acuerdo después de un «esfuerzo grandísimo» realizado por todas las partes en la negociación, lo que les «permite avanzar y ver el horizonte un poco más despejado» de lo que lo veían. Desde el sindicato CGT han destacado que «no es el mejor acuerdo del mundo pero dentro de lo que hay no está nada mal».

La ministra de Fomento, Ana Pastor, había manifestado previamente su confianza en la desconvocatoria de la huelga y había asegurado que en Renfe «no se plantean recortes» de plantilla sino «ahorrar en cosas superfluas» y en cuestiones como contratos externos, sin tocar «nada de lo importante» y respetando los derechos de los trabajadores.

De acuerdo con el Real Decreto Ley que aprobó el Gobierno el 20 de julio pasado, a partir del 31 de julio de 2013 quedará liberalizado el transporte ferroviario nacional de viajeros. El objetivo de Fomento es lograr un incremento del número de operadores, ampliar el acceso de los ciudadanos a servicios de alta velocidad, aumentar las mercancías transportadas y conseguir, por tanto, un servicio de calidad más competitivo y con menores precios.