La Policía Nacional y la Agencia Tributaria han desmantelado una organización criminal de carácter internacional que introducía grandes cantidades de hachís en Francia y Portugal.

Durante la operación conjunta, se ha localizado en el municipio madrileño de Ciempozuelos un taller clandestino dedicado a la fabricación de habitáculos ocultos, conocidos como caletas en germanía, en los semis, en los que después escondían y transportaban el hachís y las ganancias económicas procedentes del tráfico de drogas.

Los investigados se proveían de la sustancia estupefaciente en el Campo de Gibraltar y, posteriormente, la trasladaban en furgonetas hasta Córdoba, desde donde se transportaban fuera del país en el interior de dobles fondos de camiones.

La investigación se inició en agosto de 2020 cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de una organización criminal, asentada en Córdoba, que disponía de una nave industrial donde presuntamente almacenaba grandes cantidades de hachís.

A continuación, las primeras pesquisas permitieron constatar esta información y comprobar que, además, la organización poseía otras naves repartidas por diferentes polígonos industriales de la ciudad, además de una flota de camiones y semis utilizados para realizar grandes envíos de hachís, supuestamente, así como para trasladar embarcaciones semirrígidas para los clanes que operan en el Estrecho de Gibraltar y fabricadas en diferentes astilleros de Portugal.