La buena acogida que ha tenido en el mercado el StreetScooter de DHL ha llevado al grupo a abrir una nueva fábrica en la ciudad alemana de Düren. La instalación, de 78.000 m², producirá hasta 10.000 unidades al año de estas furgonetas eléctricas, lo que supone una media de 46 diarias.

El operador, que ya contaba con una factoría en la localidad de Aquisgrán, tendrá por tanto una capacidad de producción de hasta 20.000 vehículos anuales de los modelos Work y Work L, que se presentan en diferentes variantes.

Actualmente, unas 6.000 furgonetas de este tipo circulan por las calles alemanas, lo que demuestra la viabilidad de la electromovilidad como modo de transporte en las áreas urbanas, especialmente en las zonas donde existen mayores niveles de contaminación.

Las dos fábricas de StreetScooter permitirán al grupo responder más rápida y eficientemente a la elevada demanda de vehículos eléctricos en sus propias delegaciones o para clientes externos, que desde el verano de 2017 pueden adquirir también este modelo.

DHL, que opera 12.000 bicicletas eléctricas y unos 6.000 vehículos de este tipo, opera actualmente la mayor flota de unidades eléctricas que opera en Alemania.