DHL Global Forwarding, Freight, especialista en transporte aéreo y marítimo dentro del Grupo Deutsche Post DHL, ha ampliado su oferta de rutas entre Asia y Europa para envío intermodales con el objetivo de reducir los tiempos de entrega en hasta 21 días, comparado con el transporte marítimo y de disminuir las emisiones de CO2. 

El nuevo servicio ofrece dos rutas que combinan el transporte ferroviario y por carretera: embarques diarios desde Shanghai a través de la ruta transiberiana, en el Norte, y una salida semanal desde Chengdu a través de la línea ferroviaria del Corredor Oeste chino.

Además, este servicio ofrece la posibilidad de reserva de capacidad variable; que va desde un único contenedor hasta un tren completo. De igual forma, conecta la red grupaje en Europa y la red de Asia, incluyendo mercados como Japón o Corea.

En la ruta transiberiana desde Shanghai, el operador logístico es la primera empresa en el mercado en ofrecer a sus clientes la posibilidad de reservar la capacidad que requieran en cualquier momento concreto. Además, el transporte intermodal supone una reducción de emisiones de C02 de hasta un 90% comparado con el transporte aéreo. La mayor parte del transporte por tierra entre Shanghai y la frontera de la UE en Małaszewicze, Polonia, se lleva a cabo en tren, siendo el último tramo por carretera.

La segunda ruta ha sido especialmente diseñada para los clientes con base en Chengdu y proporciona una reducción en tiempos de tránsito de hasta ocho días comparado con la ruta transiberiana, y un mayor ahorro de costes. Ha sido desarrollada para satisfacer la creciente demanda en China, particularmente en la vibrante región de Chengdu.