DHL Express ha realizado un innovador vuelo de demostración el 1 de julio desde el hub de Leipzig hasta el Aeropuerto Internacional JFK en la ciudad de Nueva York, utilizando el A330-200F, que está programado para consumir una cantidad considerablemente menor de combustible y generar una gran reducción de emisiones de CO2.

La aerolínea European Air Transport, perteneciente al grupo, ha identificado más de 50 acciones para conseguirlo, que pasan por el lavado del motor antes del vuelo, una mejor optimización aerodinámica de la ruta utilizando un sistema de planificación de vuelo de última generación y una ruta de despegue óptima.

Además, en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy, el avión puede descender en un ángulo constante, con una potencia mínima del motor. El objetivo es aplicar todas las palancas posibles en la cadena logística para ser más eficientes y respetuosos con el medio ambiente.

El vuelo se ha llevado a cabo en condiciones reales de operación, con el avión cargado a su capacidad habitual, lo que supone unas 60 toneladas de carga. El ahorro de combustible del vuelo ha sido de 1.000 kg, lo que corresponde a una reducción de CO2 de 3.150 kg.

Para ello, se ha desarrollado un escenario de vuelo óptimo en cooperación con todas las unidades de control de tránsito aéreo y otros socios de aviación a lo largo de la ruta atlántica.

Un total de 13 instituciones participantes se han comprometido a dar su apoyo a la ruta, teniendo en cuenta las condiciones climatológicas reales, el viento y el tráfico aéreo. Con esta operativa, el grupo podrá obtener información importante para el transporte aéreo y contribuir a alcanzar su meta climática de cero emisiones.