DHL ha dado un paso más en su camino hacia la sostenibilidad, con la firma de un contrato con Neste para el suministro de combustible sostenible para la aviación, conocido como SAF, para su división DHL Express en el aeropuerto británico de East Midlands.

En total, invertirá más de 60 millones de euros hasta mediados de 2022, con lo que se espera reducir unas 70.000 toneladas de CO2. Se trata de un primer paso dentro del objetivo del grupo para cubrir el 30% de sus necesidades de combustible para la aviación en 2030 con opciones sostenibles.

La intención es invertir aproximadamente 7.000 millones de euros de cara a 2030 en operaciones más limpias, en línea con su hoja de ruta para la sostenibilidad. Neste será su principal proveedor de SAF en el aeropuerto de East Midlands, utilizando para su producción aceite de cocina usado y evitando el aceite de palma.

La inversión prevista permitirá al operador transportar unas 1.500 toneladas de carga aérea a la semana de manera más sostenible desde Reino Unido en hasta 165 vuelos europeos y 35 intercontinentales.

Se calcula que se podrá utilizar SAF en unos 200 vuelos semanales desde Reino Unido, si bien el grupo ya lo estaba utilizando en San Francisco y Ámsterdam y planea introducirlo en más aeropuertos a lo largo del próximo año.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px